Declaración del Embajador Kevin Whitaker

El gobierno de Estados Unidos exige a todos sus empleados los más altos estándares de conducta en el país y en el exterior.  Estos estándares claramente se extienden a los funcionarios de la misión diplomática de Estados Unidos en Colombia.  Si un individuo incumple su obligación de ajustarse a los estándares exigidos, la Embajada conduce una investigación del caso, conjuntamente con las autoridades colombianas cada vez que sea necesario. Si el(la) funcionario(a) es hallado(a) culpable, debe rendir cuentas de sus actos.

En los pocos casos de individuos que han enfrentado acusaciones creíbles de conducta sexual inapropiada, la Embajada de Estados Unidos en Colombia ha trabajado cercanamente con las autoridades colombianas para investigar los hechos y tomar las acciones disciplinarias necesarias. El gobierno de Estados Unidos toma muy seriamente cualquier acusación de conducta sexual inapropiada por parte de alguno de sus funcionarios. Hemos cooperado plenamente con las autoridades de Colombia siempre que han surgido este tipo de acusaciones, y continuaremos haciéndolo si vuelven a surgir.

Quiero ser muy claro: el gobierno de Estados Unidos, y yo, como su Embajador en Colombia, no permitimos en absoluto este tipo de conducta.