Proclamación del Presidente de Estados Unidos en el Día de los Pueblos Indígenas, 2021

Desde tiempos inmemoriales, los indígenas estadounidenses, los nativos de Alaska y los nativos de Hawaii han construido culturas vibrantes y diversas, salvaguardando la tierra, el idioma, el espíritu, el conocimiento y la tradición a través de las generaciones. En el Día de los Pueblos Indígenas, nuestra Nación celebra las invaluables contribuciones y la resiliencia de los pueblos indígenas, reconoce su soberanía inherente y se compromete a honrar la confianza del Gobierno Federal y las obligaciones de los tratados con las naciones tribales.

Nuestro país fue concebido sobre una promesa de igualdad y oportunidad para todos, una promesa que a pesar del extraordinario progreso que hemos logrado a través de los años, nunca hemos cumplido totalmente. Esto es especialmente cierto cuando se trata de defender los derechos y la dignidad de los pueblos indígenas que estaban aquí mucho antes de que comenzara la colonización de América. Durante generaciones, las políticas federales buscaron asimilar y desplazar sistemáticamente a los pueblos indígenas y erradicar las culturas nativas. Hoy reconocemos la resistencia y fortaleza de los pueblos indígenas, así como el impacto positivo inconmensurable que han tenido en todos los aspectos de la sociedad estadounidense. También nos volvemos a comprometer en apoyar un nuevo futuro y más brillante de promesa y equidad para las naciones tribales, un futuro basado en la soberanía tribal y el respeto de los derechos humanos de los pueblos indígenas en Estados Unidos de América y en todo el mundo.

En la primera semana de mi Administración, emití un memorando en el que reafirmaba la solemne confianza de nuestra nación y las obligaciones contraídas en virtud de tratados con las naciones tribales indígenas estadounidenses y nativas de Alaska y ordené a los jefes de los departamentos y oficinas ejecutivas a que entablaran consultas regulares, significativas y sólidas con funcionarios tribales. Es una prioridad de mi Administración hacer que la piedra angular de la Política Indígena Federal sea el respeto a la soberanía y la autonomía tribal. La historia demuestra que el pueblo nativo estadounidense, y nuestra nación en su conjunto, reciben un mejor servicio cuando los gobiernos tribales están facultados para dirigir sus comunidades y los funcionarios federales escuchan a los líderes tribales y trabajan con ellos para formular la política federal que afecta a las naciones tribales.

Las contribuciones que los pueblos indígenas han hecho a lo largo de la historia, en el servicio público, el espíritu empresarial, las becas, las artes y otros innumerables campos, son integrales a nuestra Nación, nuestra cultura y nuestra sociedad. Los pueblos indígenas han servido, y continúan sirviendo, en las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos con distinción y honor, en la tasa más alta que cualquier otro grupo, defendiendo nuestra seguridad todos los días. Y los nativos estadounidenses han estado en las primeras líneas de la pandemia de COVID-19, realizando trabajos esenciales y ayudándonos a superar nuestros momentos más difíciles. Además, al reconocer que la pandemia ha perjudicado a los pueblos indígenas a un ritmo alarmante y desproporcionado, las comunidades nativas han liderado el camino para conectar a las personas con la vacunación, y presumen de algunas de las tasas más altas de vacunación de cualquier grupo racial o étnico.

El Gobierno Federal tiene la solemne obligación de levantar e invertir en el futuro de los pueblos indígenas y empoderar a las naciones tribales para que gobiernen sus propias comunidades y tomen sus propias decisiones. Nunca debemos olvidar la campaña de siglos de violencia, desplazamiento, asimilación y terror que se ha llevado a cabo sobre las comunidades nativas y las naciones tribales en todo nuestro país. Hoy, reconocemos los importantes sacrificios que los pueblos nativos han hecho por este país, y reconocemos todas sus contribuciones continuas a nuestra nación.

En el Día de los Pueblos Indígenas, honramos a los primeros habitantes de Estados Unidos y a las naciones tribales que siguen prosperando hoy. Los animo a todos a celebrar y reconocer a todas las comunidades y culturas indígenas que conforman nuestro gran país.

AHORA, POR LO TANTO, yo, JOSEPH R. BIDEN Jr., Presidente de los Estados Unidos de América, proclamo el 11 de octubre de 2021, como el Día de los Pueblos Indígenas. Insto al pueblo de los Estados Unidos a que observe este día con las ceremonias y actividades apropiadas. También he ordenado que la bandera de los Estados Unidos sea desplegada en todos los edificios públicos en el día designado en honor a nuestra variada historia y a los pueblos indígenas que contribuyen a dar forma a esta nación.

EN FE DE LO CUAL, firmo esta proclamación, este ocho de octubre, en el año de nuestro Señor dos mil veintiuno, y año doscientos cuarenta y seis de la Independencia de los Estados Unidos de América.

JOSEPH R. BIDEN JR.

 

Para ver el texto original, ir a: https://www.whitehouse.gov/briefing-room/presidential-actions/2021/10/08/a-proclamation-indigenous-peoples-day-2021/

Esta traducción se proporciona como una cortesía y únicamente debe considerarse fidedigna la fuente original en inglés.