Políticas e historia

Colombia obtuvo efectivamente su independencia de España en 1819 y las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Colombia se establecieron en 1822, cuando el presidente Monroe recibió a Manuel Torres, representante diplomático colombiano en Washington. Los Estados Unidos estableció una misión diplomática en Colombia en 1823. En ese momento, la federación colombiana incluía el territorio de las actuales repúblicas de Colombia, Ecuador, Venezuela y Panamá. Las relaciones estadounidenses con el gobierno en Bogotá no se interrumpieron cuando Ecuador y Venezuela dejarón la federación en 1830. De 1830 a 1856, el país fue conocido como Nueva Granada, y de 1856 a 1863 como la Confederación Granadina. El país se convirtió en los Estados Unidos de Colombia en 1863, y cambió su nombre a la República de Colombia en 1886. Panamá se separó de Colombia en 1903.

Los primeros consulados estadounidenses en el actual territorio colombiano fueron establecidos en las ciudades portuarias de Cartagena y Santa Marta en 1823. En Cartagena, donde un agente comercial había sido designado en 1821 y un agente consular designado en 1822, James Macpherson fue designado Cónsul el 3 de marzo de 1823. Harris Fudger fue designado Cónsul en Santa Marta el 11 de julio de 1823. El Consulado en Cartagena se cerró en 1948 y en Santa Marta en 1933.

También se establecieron puestos consulares en diferentes momentos de la historia en Barranquilla, Bucaramanga, Buenaventura, Cali y Medellín. Ninguno de ellos permanece en operación.

Richard Anderson de Kentucky fue nombrado Ministro de los Estados Unidos para Colombia el 27 de enero de 1823, y presentó sus credenciales al gobierno colombiano el 16 de diciembre del mismo año, estableciendo así la Misión de los Estados Unidos en Colombia. Ésta fue elevada al rango de Embajada en 1939 siendo Spruille Braden el primer embajador de los Estados Unidos en Colombia.