Departamento del Tesoro designa a líderes de control de operaciones de la Oficina de Envigado

WASHINGTON D.C., 16 de septiembre de 2014  – El Departamento del Tesoro de Estados Unidos anuncia hoy la designación de ocho individuos colombianos como capos de la Oficina de Envigado (la Oficina), una organización criminal ubicada en Medellín, conforme a la Ley de Cabecillas Extranjeras del Narcotráfico (Ley Kingpin). Como resultado de la acción de hoy, todos los bienes de aquellos individuos designados hoy que se encuentren en Estados Unidos, o bajo el control de ciudadanos estadounidenses, están congelados, y en general se prohíbe a los estadounidenses realizar cualquier transacción con ellos.

El Departamento del Tesoro designó a la Oficina como Narcotraficantes Especialmente Designados conforme a la Ley Kingpin el 26 de junio de 2014. Además de su participación directa en el narcotráfico, la Oficina también ofrece servicios de control y protección por medios violentos, incluyendo el cobro de deudas, extorsión y sicariato a grupos del crimen organizado en Colombia.

“Los cuadros de ejecutores de la Oficina intimidan, extorsionan y asesinan ciudadanos y oficiales, incluyendo a nuestros valientes socios judiciales y de aplicación de la ley en toda Colombia”, dijo Adam J. Szubin, Director de la Oficina de Control de Activos Internacionales (OFAC). “Con la acción de hoy, estamos apuntando una vez más a la Oficina y exponiendo sus esfuerzos por usar la violencia para mantener su posición como una fuerza de gobierno en el bajo mundo del narcotráfico en Colombia”.

Entre los individuos sancionados el día de hoy se encuentran Juan Carlos Mesa Vallejo, alias Tom, ubicado en el municipio de Bello en Medellín, pero cuya influencia criminal se extiende por todo Medellín; Julián Andrey González Vásquez, alias Barny, quien opera en el noreste de Medellín y es buscado por las autoridades colombianas en conexión al asesinato de dos policías en 2012; y Diego Alberto Muñoz Agudelo, alias Diego Chamizo, colaborador de larga data de la Oficina quien trabaja con el ya designado capo Fredy Alonso Mira Pérez, alias Fredy Colas.

Hoy también fueron designados varios integrantes de la Oficina, quienes en la actualidad se encuentran en cárceles colombianas purgando condena, pero continúan coordinando operaciones criminales desde la prisión, incluyendo a Freyner Alfonso Ramírez García, alias Carlos Pesebre; Jesús David Hernández Grisales, alias Chaparro; y Rubiel Medina Cardona, alias Mono Amalfi.

Las acciones de hoy fueron tomadas en estrecha coordinación con la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA).

Desde junio de 2000, y conforme a la Ley Kingpin, más de 1,600 empresas e individuos han sido designados por su papel en el narcotráfico internacional. Los castigos por violación de la Ley Kingpin van desde multas por un monto de hasta US$ 1’075.000 por cada violación, a condenas penales más severas.

El castigo para los directivos de empresas puede ser hasta de 30 años en prisión y multas hasta de US$ 5’000.000. Las multas para empresas pueden alcanzar los US$ 10’000.000. Otros individuos pueden enfrentar hasta 10 años de prisión y multas establecidas según el Título 18 del Código de los Estados Unidos para las violaciones de la Ley Kingpin.

Para un cuadro relacionado con las acciones de hoy, ingrese aquí.

Para obtener un listado completo de las designaciones conforme a la Ley Kingpin, ingrese aquí.