Declaración de la Embajada de EE.UU. sobre el caso de Ariel Martínez

La Embajada de Estados Unidos en Colombia se permite informar que en virtud de la estrecha relación bilateral entre Estados Unidos y Colombia, los gobiernos de ambos países trabajan cercanamente en el cumplimiento de la justicia.

Cabe destacar que toda investigación realizada por las autoridades estadounidenses y colombianas se hace en estrecha cooperación y ajustada a las leyes y las normas de Colombia. Dada la importancia de esta colaboración, la Embajada de Estados Unidos se permite aclarar la información que ha sido publicada por algunos medios en relación con la solicitud de extradición del señor Ariel Josué Martínez por delitos relacionados con lavado de activos.

Desde el momento en que la Embajada de Estados Unidos en Colombia confirmó que se había capturado a la persona equivocada, de inmediato solicitamos el retiro de la orden de extradición.  Ningún funcionario estadounidense ha expedido un documento en el que reconoce error alguno en relación con este caso. También es importante anotar que tampoco se ha ofrecido o insinuado que habrá una compensación económica a persona o entidad alguna vinculada con el caso. Teniendo en cuenta que esta investigación sigue en curso, y que las autoridades de ambos países continúan trabajando para encontrar al verdadero culpable, la Embajada de Estados Unidos no puede dar más detalles.

La Embajada subraya la importancia de la relación judicial con Colombia, que ha dado resultados significativos para la justicia y las víctimas. Seguiremos trabajando con las autoridades colombianas en el cumplimiento de nuestra meta común de lograr justicia.