Colombia se convierte en el primer país en calcular la disposición de sus ciudadanos frente a la reconciliación

El viernes 15 de agosto se presentó oficialmente el Índice de Condiciones para la Reconciliación Nacional (ICRN): una metodología que se implementó por primera vez en el país, y en el mundo, con el fin de medir las condiciones que se dan en un municipio para favorecer la reconciliación. El evento, que tuvo lugar en el Hotel Tequendama de Bogotá, contó con la participación del Presidente de la República, Juan Manuel Santos, de la Directora de Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas, Paula Gaviria, y del Encargado de Negocios de la Embajada de Estados Unidos en Colombia, Benjamin Ziff.

El Índice de Condiciones para la Reconciliación es una iniciativa de las alcaldías de Medellín, San Carlos y Bogotá, la Fundación Social, la firma Cifras & Conceptos SA., la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), con el apoyo de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas.

Para garantizar que el Índice tendrá resultados efectivos para el país y que la metodología recoge conclusiones que pueden ser útiles para el diseño y ajuste de políticas públicas, se realizaron tres pilotos en municipios cuya historia ha estado marcada por las dinámicas del conflicto armado y sus consecuencias humanitarias: San Carlos y Medellín, en Antioquia, y Bogotá, D.C. Durante el evento fueron entregados los tres libros que recogen las experiencias.

En la actividad de lanzamiento estuvieron presentes la Alcaldesa de San Carlos, María Patricia Giraldo; la Alta Consejera para los Derechos de las Víctimas, la Paz y la Reconciliación de Bogotá, Ana Teresa Bernal; la Directora de la Unidad de Víctimas Territorial Medellín, Luz Patricia Correa; el Gerente de Cifras & Conceptos, César Caballero; la Coordinadora de Programas de la OIM Colombia,  Katie Kerr, y Paola Silva, de la Oficina de Incidencia Política de la Fundación Social, además de representantes de distintas organizaciones gubernamentales y ciudadanas.

Los resultados que arrojaron los pilotos del Índice de Reconciliación se miden entre 0 y 100%. En este caso el más alto fue San Carlos, con 66%, seguido de Bogotá con el 62% y Medellín con el 56%. “Dichos datos implican una confianza media entre los actores involucrados, lo cual resultó sorprendente, pues al ser este el primer índice de reconciliación del mundo, y teniendo en cuenta que aún estamos en conflicto, era muy difícil hacerse a la idea de un resultado tan alto”, concluyen los libros.

“En su búsqueda de una paz duradera y sostenible, Colombia ha venido implementando procesos de transición del conflicto armado que comprenden procesos de desarme, desmovilización y reintegración de excombatientes, la implementación de instrumentos de justicia transicional y la reparación de las víctimas; hoy estos procesos avanzan en la construcción de un país en paz, cuyo principal reto es la reconciliación”, señaló Paula Gaviria.

“Es importante tener en cuenta que el Índice de Reconciliación no es una calificación ni un análisis profundo de las actuaciones institucionales a escala local y nacional frente a las víctimas, sino una aproximación a indicadores sobre confianza, democracia, derechos de las víctimas y territorio”, explicó César Caballero, director de la firma Cifras & Conceptos, en alusión al impacto que los resultados puedan tener en la opinión pública y en los gobiernos locales.