Protección

La intimidación de testigos ha sido un problema grave para el sistema de justicia penal colombiano durante décadas. La violencia y la amenaza de violencia contra los testigos y sus familias han sido infortunadamente herramientas comunes en Colombia, que afectan los casos criminales. De igual manera, la intimidación de fiscales, jueces y policías es una forma corriente de impedir la investigación a fondo de los casos. La transición hacia el nuevo sistema acusatorio y su introducción de juicios públicos con testimonios de testigos en vivo ha aumentado la preocupación respecto de la intimidación y la seguridad de los testigos.

Para prestar asistencia a la Fiscalía General de la Nación en estos temas, el PRSJ coordina su programa de protección con el Cuerpo de Alguaciles de los Estados Unidos (USMS). Desde el 2001 el USMS ha brindado capacitación en protección y seguridad en los tribunales a 1.933 funcionarios encargados de velar por el cumplimiento de la ley. El programa de protección incluye capacitación, asistencia técnica y desarrollo de programas en:

  1. Protección de testigos
  2. Protección de fiscales/jueces
  3. Investigación y manejo de amenazas
  4. Seguridad en juzgados y salas de tribunales

Como parte de su apoyo al Programa de Protección de Testigos de la Fiscalía, el PRSJ desarrolló un curso intensivo de tres semanas, similar al curso tomado por los alguaciles de los E.U., que cubre protección y reubicación de testigos. Esta capacitación de gran reconocimiento incluye ejercicios en el uso de armas de fuego, emboscadas y evacuación, formaciones de a pie y caravanas de vehículos, conducción evasiva y contravigilancia, detección de explosivos y búsquedas en vehículos y edificios. Esta capacitación ha tenido tanto éxito que representantes de otros programas de protección en Latinoamérica han participado en el programa y este ha sido utilizado para colaborar en la capacitación del personal de protección mexicano. Adicionalmente, la capacitación ha sido tomada por el personal de protección del Embajador de los E.U. y el DCM, así como por personal de la DEA. El PRSJ también está trabajando para ayudar a mejorar las políticas y procedimientos del Programa de Protección de Testigos de la Fiscalía y donar equipos, vehículos y refugios seguros.

En Colombia, el número de testigos y funcionarios del sector de la justicia que recibe amenazas es abrumador, como lo es la tarea de brindar protección a todos aquellos que se sienten amenazados. Para desarrollar un programa efectivo de protección debe haber no sólo una protección física efectiva e inmediata para los amenazados, sino también un desarrollo de capacidades de prevención o disuasión, v.g. , el desarrollo de análisis, investigación y enjuiciamiento efectivo de amenazas, fuertes sanciones penales para quienes toman parte en amenazas e intimidación, y el desarrollo de una política de protección. Para ayudar a la Fiscalía General en este esfuerzo, el PRSJ diseñó un curso que enseña al personal de protección a enfrentar las amenazas a través de la investigación, a manejar dichas amenazas y, en la medida de lo posible, a abrir un proceso penal.

La Fiscalía General de la Nación está encargada de la protección de sus propios fiscales e investigadores, dos cargos que tradicionalmente han sido muy peligrosos en Colombia. La transición hacia el nuevo sistema acusatorio y su introducción de juicios públicos, el Proceso de Justicia y Paz y el aumento en investigaciones penales de alto perfil en materia de derechos humanos han aumentado la preocupación respecto de la protección de fiscales y/o jueces. Para apoyar a la Fiscalía en esta área, el PRSJ brinda un curso intensivo de dos semanas en Protección de Fiscales/Jueces, dictado por el Cuerpo de Alguaciles de los Estados Unidos.

La protección en los juzgados también ha sido una prioridad para este programa. Más de 200 personas han sido capacitadas en cómo asegurar los juzgados, el transporte seguro de testigos y la seguridad en las salas de los tribunales. El programa se centró inicialmente en Bogotá y se ha ido ampliando gradualmente hacia otras ciudades como Cali, Medellín, Bucaramanga, Barranquilla y Cartagena.

El PRSJ ha financiado las siguientes iniciativas del gobierno colombiano relacionadas con protección:

  1. Modernización de la Escuela de Protección de la Policía Nacional de Colombia
  2. Modernización de las sedes regionales de la Oficina de Protección en Barranquilla, Bucaramanga, Medellín, Pereira y Cali
  3. Proyecto de comunicación de datos para Oficinas Regionales de Seguridad de Testigos en Colombia
  4. Compra de ocho vehículos blindados de nivel III para la Oficina de Seguridad de Testigos Colombiana, para ser distribuidos a las seis oficinas regionales