El Embajador de los EE.UU. da la bienvenida a 25 nuevos voluntarios del Cuerpo de Paz

El viernes 28 de septiembre, el Embajador de los Estados Unidos, Kevin Whitaker; el director del Cuerpo de Paz Colombia, Matthew Carlson; y Jonathan Drewry, director de programa y entrenamiento del Cuerpo de Paz presidieron la ceremonia de juramento de los 25 nuevos voluntarios estadounidenses del Cuerpo de Paz Colombia en Baranoa, Atlántico.

Los voluntarios estarán en Colombia dos años trabajando en los sectores de educación y desarrollo económico y comunitario en varios municipios de La Guajira, Atlántico, Magdalena, Sucre y Bolívar. Su misión es incorporar principios de educación financiera para fortalecer proyectos de emprendimiento e impulsar mejores prácticas en el manejo del dinero con las comunidades haciendo especial énfasis en mujeres y jóvenes. Estos 25 voluntarios representan lo mejor de EEUU y están listos no solo a movilizar su educación, experiencia y habilidades sino también a compartir sus experiencias de vida con el pueblo colombiano.

Desde los inicios del Cuerpo de Paz en 1961, Colombia fue el primero de 139 países del mundo en recibir voluntarios, hombres y mujeres que trabajan hombro a hombro con miembros de instituciones del gobierno y comunidades locales.

Durante la ceremonia, el embajador de los Estados Unidos se dirigió a los nuevos voluntarios diciendo: “ustedes representan lo mejor de nosotros.” El enfatizó: “estoy muy agradecido con ustedes por el compromiso que desde ya demuestran y por lo que harán aquí en Colombia, uno de nuestros mejores amigos en el hemisferio”.

El embajador Whitaker también visitó uno de los proyectos del Cuerpo de Paz en Usiacurí, Atlántico donde en asocio con el SENA se han facilitado sesiones de emprendimiento, turismo y educación financiera a un grupo de 20 estudiantes para crear una asociación de turismo.  Esta visita fue la oportunidad para conocer el trabajo que estos estudiantes han hecho al aplicar lo que aprendieron en el programa SENA Emprende Rural (SER) y las ventajas del trabajo conjunto con los voluntarios del Cuerpo de paz.

Finalmente, la visita concluyó con un tour por la Iglesia Santo Domingo de Guzmán y el museo del poeta Julio Flórez, además de una demostración de las artesanías locales.