Medicina veterinaria

En general, la gente ingresa a la escuela de veterinaria después de haber terminado un programa de licenciatura. La admisión a las escuelas de veterinaria de los EE.UU. es en extremo difícil para los estudiantes de otros países porque hay una fuerte competencia por un número reducido de plazas. La competencia para el ingreso a la escuela de veterinaria es aún más rigurosa que para los estudios de medicina. Sólo hay 27 escuelas de medicina veterinaria en los Estados Unidos. Entre ellas, 25 son financiadas en gran parte por los estados y el dinero de las contribuciones que pagan los residentes de los mismos sostiene a dichas escuelas. Por lo tanto, se suele dar preferencia a los solicitantes de cada estado. Sólo cerca de un tercio de los solicitantes de ingreso a las escuelas veterinarias de los EE.UU. son aceptados por cualquiera de las instituciones a las que envían solicitudes, y el número de solicitantes internacionales aceptados es en extremo pequeño. La mayoría de las escuelas de veterinaria participan en el Servicio de Solicitudes a Escuelas de Medicina Veterinaria (VMCAS), lo cual permite que los solicitantes presenten una solicitud común para varias escuelas. La consideración primordial para la admisión es la calidad del expediente de licenciatura del solicitante. Más de la mitad de las escuelas de veterinaria exigen también la Prueba de Aptitudes de Veterinaria, y algunas aceptan la Prueba de Admisión a la Escuela Superior de Medicina o el Examen del Expediente del Graduado. Para información sobre el VMCAS, contacte con este servicio en 1101 Vermont Avenue, N.W., Suite 411, Washington, DC 20005, U.S.A.; teléfono: 202-682- 0750; correo electrónico: vmcas@aavmc.org. Una alternativa a la escuela de veterinaria consiste en ingresar a un programa de postgrado en ciencias animales. La competencia por el acceso a esos programas es menos intensa. Los graduados de programas de ciencias animales no obtienen la certificación para ejercer la práctica veterinaria, pero pueden ocupar gran variedad de puestos en instituciones agrícolas, en el gobierno o en investigación y docencia universitarias. Las escuelas de veterinaria de los EE.UU. imparten un programa de cuatro años. Los graduados reciben el primer título profesional, es decir, el de doctor en medicina veterinaria (D.V.M. o V.M.D.).