Declaración del Departamento de Defensa

2 de enero de 2020

Bajo las órdenes del Presidente, las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos han tomado una acción defensiva decisiva para proteger al personal estadounidense en el extranjero al matar a Qasem Soleimani, jefe de la Fuerza Quds del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica, una organización terrorista extranjera oficialmente designada así por los EE. UU.

El general Soleimani estaba activamente desarrollando planes para atacar a diplomáticos y miembros de las fuerzas armadas de los EE.UU. en Irak y en toda la región. El general Soleimani y su Fuerza Quds fueron los responsables por cientos de muertos y miles de heridos estadounidenses y miembros de las fuerzas armadas de la coalición. Él orquestó ataques a las bases de la coalición en Irak durante los últimos meses, incluido el ataque del 27 de diciembre, que culminaron en la muerte y heridos de más miembros del personal estadounidense e iraquí. El general Soleimani también aprobó los ataques a la embajada de EE.UU. en Bagdad que se llevaron a cabo esta semana.

El propósito de este ataque es disuadir futuros planes de ataques iraníes. Estados Unidos continuará tomando todas las medidas necesarias para proteger a nuestro pueblo y nuestros intereses donde sea que se encuentren en el mundo.

###

Esta traducción se proporciona como una cortesía y únicamente debe considerarse fidedigna la fuente original en inglés.