Acuerdo de Intercambio de Activos fortalece las relaciones entre Estados Unidos y Colombia y elimina los ingresos generados por la criminalidad

El 24 de marzo de 2021, el Gobierno de Colombia confirmó el desembolso de 363.916.793.40 millones de pesos equivalentes a US$100.000 trasferidos por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, con el beneplácito del Departamento de Estado de los Estados Unidos en reconocimiento a la colaboración prestada por Colombia a los Estados Unidos en la investigación y condena de Henry Carrillo Ramírez y su organización de narcotráfico y lavado de activos, establecida en Colombia. Esta cantidad representa la parte de Colombia de los activos incautados y decomisados de la empresa criminal de Carrillo. En 2016, Estados Unidos y Colombia celebraron un Acuerdo de Intercambio de Activos Decomisados que fortalece la cooperación internacional entre ambos países sobre la confiscación de activos a delincuentes con el fin de despojarlos de los ingresos de sus actividades delictivas.

En este caso, una investigación dirigida por la Agencia de Control de Drogas de los Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés), en conjunto con la Policía Nacional de Colombia y autoridades de aplicación de la ley de Italia, permitió establecer un vínculo de tráfico de drogas y lavado de dinero entre la organización de Carrillo establecida en Colombia y la mafia italiana. La Policía Nacional de Colombia colaboró en la investigación mediante interceptaciones judiciales, realizando operativos de vigilancia y ejecución contra la organización y la captura de varios de los integrantes de la organización. Gracias a los esfuerzos de la Policía Nacional, miembros importantes de la organización incluido su líder Henry Carrillo Ramírez fueron identificados, arrestados y extraditados a Estados Unidos. En el 2018 y el 2019, varios imputados relacionados a la organización de Carrillo, incluidos el mismo Carrillo Ramírez, además de Alex Mendoza Vásquez, Arnoldo Quiceno Botero y Gabriel Biondo, fueron judicializados y finalmente se declararon culpables de cargos federales de narcotráfico y lavado de dinero en el Tribunal del Distrito de Boston, Massachusetts, de los Estados Unidos. La DEA también incautó y decomisó por vía administrativa US$500.000 en efectivo, que representan las ganancias de las actividades de tráfico de drogas de la organización de Carrillo.

Estados Unidos está comprometido mediante el reconocimiento, a través del intercambio internacional de activos, de la importante cooperación en materia de aplicación de la ley que ofrecen sus socios a través del acuerdo. Estados Unidos agradece a las autoridades colombianas por su colaboración en la investigación y el resultado exitoso de este caso.

###